miércoles, 30 de mayo de 2012

Vétice Training fomenta los planes igualitarios de empresas andaluzas

Igual@PYMES es un proyecto que está desarrollando Vértice Training, subvencionado por la Consejería de Empleo, para sensibilizar a las PYMES de toda Andalucía e informarles de los beneficios que tiene para ellas implantar un Plan de Igualdad en la Empresa.

A través de esta iniciativa vamos a desarrollar  seminarios completamente gratuitos en todas las provincias y a las PYMES interesadas les vamos a asesorar y guiar en las primeras fases de implantación del Plan de Igualdad.

Estamos convencidos de que este proyecto va a tener gran acogida y repercusión ya que uno de los beneficios para las PYMES participantes que se animen a implantar el plan es la posibilidad de obtener, mediante convocatoria en curso, el Distintivo de Igualdad a la empresa, otorgado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Se trata de una marca de excelencia que supone un valor añadido a su actividad y es tenida en cuenta para adjudicación de contratos por la Administración Pública.

Desde Vértice Training animamos a las empresas andaluzas a participar en este proyecto que les permitirá mejorar la imagen de la empresa de cara a sus clientes y proveedores, consolidarla en responsabilidad social, optimizar los recursos humanos, ya que servirá para motivar a su personal y mejorar el clima laboral, e incluso, mejorar la productividad y competitividad frente a la competencia.

Para obtener más información pueden dirigirse a Mercedes Roldán a través de este mail igualapyme@verticetraining.com


Más de 200.000 mujeres trabajan a tiempo parcial para poder cuidar a dependientes

Más de 200.000 mujeres trabajaban a tiempo parcial el año pasado para poder cuidar de personas dependientes ante la falta de "servicios adecuados" para sus familiares o la imposibilidad de costearlos, según las variables de submuestra de la Encuesta de Población Activa (EPA) difundidas este lunes por el Instituto Nacional de Estadística.
  
En concreto, un total de 359.500 personas trabajaron a tiempo parcial en 2011 con objeto de disponer de tiempo para poder cuidar a personas que no se podían valer por sí mismas, un 0,6 por ciento menos que en el año anterior.


La práctica totalidad de estas personas eran mujeres, según el INE, y, de ellas, un 55,9 por ciento considera que no hay "servicios adecuados a personas dependientes" y, de haberlos, "no pueden costearlos".

En la actualidad, 176.529 ciudadanos sin cualificación profesional ejercen de cuidadores de sus familiares y, de ellos, 163.534 son mujeres, según los últimos datos disponibles del convenio especial de cuidadores no profesionales de personas en situación de dependencia que publica el IMSERSO.

No en vano, casi la mitad (45,33 por ciento) de las personas en situación de dependencia que se encuentran actualmente en el sistema, 428.899, ciudadanos, están recibiendo una prestación económica por ser atendidos en su casa gracias a sus familiares en lugar de tener asistencia especializada. De estos datos se desprende asimismo que de los cuidadores no profesionales, 78.185 tienen menos de 50 años, frente a un total de 98.344 que ya los han cumplido. De hecho, 39.292 ciudadanos que están cuidando de personas que no pueden valerse por sí mismas, tienen ya más 60 años de edad.

FUENTE: http://www.europapress.es/epsocial/igualdad-00328/noticia-mas-200000-mujeres-trabajan-tiempo-parcial-poder-cuidar-dependientes-falta-servicios-adecuados-20120528121458.html?goback=%2Egde_1774877_member_119346523

lunes, 28 de mayo de 2012

El virtuoso del Bic, más desinhibido

Un libro recoge la obra de Juan Francisco Casas, que expone sus últimos dibujos en Madrid


Juan Francisco Casas, el joven jienense (La Carolina, 1976) que se dio a conocer hace cerca de una década por sus hiperrealistas dibujos trazados con bolígrafos Bic, publica en un libro casi toda su obra en orden cronológico y, para celebrarlo, expone solo hasta el próximo sábado, 2 de junio, sus últimos dibujos, una treintena; varios óleos —a los que ha vuelto tras dos años— y una obra que mostró en la última edición de la feria Arco, un desnudo de mujer en gran formato y realizado con un rotulador Edding.

Casas, pelo largo y barba de tres días, reconoce que las 200 páginas del libro Juan Francisco Casas, Dibujos tienen un barniz de artista asentado, "probablemente viva un punto de inflexión". La obra que hará en el futuro aún no la tiene en la cabeza, de la que muestra ahora considera que ha evolucionado a un tono "más desinhibido". "No es que haya una ruptura con lo que hacía antes, los cambios son sutiles, pero creo que mis obras son más impactantes”, dice este licenciado en Bellas Artes.

Si se retrocede en el tiempo, se ve a Casas, aficionado como tantos chavales a garabatear monigotes con el bolígrafo en el colegio. La primera obra seria que nació de esa habilidad la tiene un amigo, al que le regaló un boceto de un retrato femenino pero pergeñado con bolígrafo negro, no con el azul que le ha hecho después reconocible. Casas siempre se ha sentido más cómodo con un bolígrafo en la mano que con un pincel. "Siempre me ha gustado más el dibujo que la pintura porque tiene algo de íntimo, de delicado, aunque en el arte se le ha considerado de segundo orden".

Su primer dibujo en serio, un retrato femenino, se lo regaló a un amigo.Tras sus primeros trabajos pasó a ser conocido como el artista del Bic, algo que ya tiene "asumido". Lo que le molesta de esa etiqueta es que se "a veces se banaliza lo que en realidad es una característica más". Aunque reconoce que esa característica ha motivado que la gente se interese por su obra.

En la exposición que puede verse en la galería madrileña Fernando Pradilla (Claudio Coello, 20), que también ha editado el libro, alternan dibujos en serie de pequeño formato, "en los que el detalle casi no se ve", y obras grandes, "en las que se aprecia la trama y el desenfoque". Eso sí, Casas explica que ningún trabajo le lleva más de dos semanas, llegado ese momento, empieza a cansarse "de ver lo mismo".

Mujeres

Los protagonistas de sus dibujos son, casi siempre, mujeres. "No son modelos, son amigas mías, por eso se refleja esa complicidad y espontaneidad". Él lo llama "hedonismo doméstico". Suelo escoger mujeres porque me interesan las formas de su cuerpo". Sin embargo, Casas establece una relación peculiar artista-modelo: "Ellas eligen cómo quieren ser representadas. En la historia del arte, siempre ha sido el pintor o el marido quien decidía cómo debía posar la mujer. A mí me gusta que ellas escojan".

A estas modelos las fotografía con flas porque así "se subraya el momento que va a retratar". De las 50 fotos que puede llegar a tomar de esas poses divertidas y carnales, al final se queda con una, que será la que copie en sus dibujos. Solo entonces llegará la decisión del formato y de si hará una serie, "a veces hasta 16 secuencias, un trabajo ingente".

Como en anteriores ocasiones, la galería Fernando Pradilla regala un bic a cada visitante. Los señores que fabrican este producto deben de estar muy contentos con este artista, ¿cómo para ser sus mecenas? Casas sonríe: "Es una marca demasiado grande, no le hace falta gastar en publicidad". Ah, y por el momento, el dibujante seguirá utilizando Bic cristal. Como decía el anuncio, Bic naranja escribe fino. "Demasiado fino, sería llegar en mis dibujos a un nivel de detalle casi obsesivo".































Retrospectivas de mujeres artistas: aún faltan muchas

Nos quejamos a menudo y hacemos bien. Hacemos bien porque sin esas quejas y esas denuncias nada de todo lo que ha pasado hubiera ocurrido –pueden creerme.  Pero después de más de cuarenta años de puesta en cuestión de un sistema del arte que excluía a las mujeres –sí, desde 1971 cuando Linda Nochlin lanza el texto  “¿por qué no ha habido grandes pintoras?”- las cosas empiezan si no a normalizarse, por lo menos a hacer sentir un poco de culpa frente a los viejos modelos. Quizás en muchas de las grandes colecciones falta ese rescate sistemático de mujeres artistas, aunque poco a poco los cuadros antes escondidos afloran en las salas y las exposiciones individuales hacen justicia a las mujeres que han trabajado a lo largo de la historia –la reciente exposición de Artemisia Gentileschi en París es un buen ejemplo y el caso paradigmático, por cierto, de una argumentación que me gustaría plantear, a pesar de que  muchos no estarán de acuerdo.

¿No es un poco cierto que siempre se recurre a los mismos nombres, los que se convierten en epitómicas de lo que “se espera” de las mujeres? Dicho de otro modo: ¿por qué siempre Gentileschi y no Rosalba Carriera o Angelica Kauffmann, por ejemplo, de vidas mucho más anodinas, a pesar de ser la segunda amiga de Goethe?  ¿No es cierto que con frecuencia se escogen ciertas artistas como las “representantes de todas las mujeres artistas”,  así que víctimas un poco de la moda?

Y no me quejo, ya que al fin y al cabo lo esencial es la presencia femenina en el ámbito artístico, pero después de cuarenta años no estaría de más revisar el canon que se ha ido estableciendo, el femenino. ¿Cómo? Insertando a las mujeres  de forma sistemática en el discurso y las colecciones, por ejemplo, no tratándolas como una categoría aparte, tal y como lo hizo el Pompidou en su reciente exposición “sólo chicas”, que por cierto excluía ejemplos esenciales como por Sophie Taeuber-Arp, cuya presencia en las colecciones del centro es excelente por otro lado. Ya basta de colectivas de "mujeres" o sobre teoría de género, que además acaban por ser unas iguales a otras. Después de casi medio siglo  de teoría de género no parece pedir mucho, ¿verdad? Aunque  no sólo. A veces las retrospectivas tienen problemas parecidos: siempre se incide en los mismos nombres.

Algo semejante a esta especie de síndrome de “mostrar-siempre-a-las-mujeres-que-se-entienden-como-representativas-de-las-mujeres” ha tenido lugar en Nueva York en dos muestran a punto de cerrar: Cindy Sherman en el MoMA y Francesca Woodman en el Guggenheim.

Me parece una muy buena noticia que estas dos colecciones de referencia internacional vuelvan la mirada hacia las dos artistas de los 70/80, desde muchos puntos de vista fundamentales para la historia del arte de género, por otra parte más defendido entre las artistas contemporáneas que en el contexto histórico  -¿será acaso porque el arte actual es un territorio más permeable, que algunos toman menos “en serio” y no porque hay más mujeres ahora?  Es una buena noticia que las dos artistas tengan su retrospectiva como “clásicas” en ambos museos. Sin embargo, uno se pregunta si no es se trata de dos nombres repetidos en exceso.

En el caso de Sherman y para ser justos con la institución, conviene recordar la apuesta del propio MoMA desde los muy tempranos 80, cuando empezó a adquirir trabajos de esta artista que entonces, mostrados entre las “nuevas adquisiciones”,  tenían una significación muy diferente a la que el espectador atisba hoy  en  la gran retrospectiva. La sensación al pasear entre el trabajo de tantos años es que, a pesar de ser potente, mucho, Sherman adolece de lo que el arte de los 80 en general: hay algo difícil de definir que ha envejecido un poco mal. Y este es el punto que me parece básico: la idea de que uno pueda ser crítico –o un poco al menos- con el trabajo de una mujer artista que es paradigmática de la apuesta por el género tiene mucho de un paso adelante, la sensación de normalizar los parámetros, creo.

Frente a Sherman, la otra gran artista muy popularizada en los últimos años, Francesca Woodman, tiene una exposición fascinante en el Guggenheim. No sólo porque sus fotos conservan ese halo de misterio que –con perdón- Sherman ha perdido, sino porque estamos acostumbrados a ver copias recientes, ampliadas a tamaños tal vez nunca deseados por la artista,  mientras que aquí se muestran numerosos trabajos vintage , algunos monumentales e impresionantes.

Sea como fuere,  dejando a un lado la percepción de estas dos creadoras, mediatizada tal vez por el gusto de nuestra época, quizás más cerca del conceptualismo de los 70, más “documento”, frente  al  conceptualismo más "producto" que se opone al proceso durante los 80 -sobre todo neyorquinos-, está claro que ambas ejemplifican una clara posición dentro de las propuestas de género. De todos modos,  las dos son, por motivos obvios, menos combativas que Judy Chicago, por citar un ejemplo esencial como iniciadora de las propuestas y autora del Dinner Party (foto superior) . Y es aquí dónde surge la pregunta: ¿por qué faltan exposiciones retrospectivas individuales en museos “tradicionales” de algunas de estas pioneras? De hecho, la excepción es Lynda Beglis, quien pudo verse en el New Museum de Nueva York, un espacio bastante cutting edge , hace un año aproximadamente. ¿Tiene acaso algo de trampa la entrada de determinadas mujeres, con frecuencia las mismas si bien merecedoras de estar ahí sin duda, en los museos establecidos o son paranoias mías? ¿O se trata sólo de la moda que gobierna todos los ámbitos de la cultura y mira siempre hacia el mismo lado?



FUENTE:
http://blogs.elpais.com/sin-titulo/2012/05/retrospectivas-de-mujeres-artistas-siempre-las-mismas.html

Ellas ponen el punto… y aparte

Una nueva generación de artistas (en femenino) construyen su nueva historia del arte reuniendo retazos que conforman su obra definitiva

La alemana Rosemarie Trockel, que se dio a conocer con sus cuadros tejidos, acaba de desplegar sus obras en el Museo Reina Sofía como reivindicación de un cosmos femenino tan a menudo marginado. En su estela, muchas jóvenes artistas construyen una nueva historia del arte con… puntadas, podríamos decir. La finlandesa afincada en Nueva York Heidi Hankaniemi compone grandes puzles a partir de antiguas piezas de mantelerías de países distantes. La catalana Karol Bergeret crea esculturas con tablas de planchar. En las instalaciones de la portuguesa Carla Rebelo hay batas de casa, espejos, bobinas de hilo y máquinas de coser. Elena Hormiga recorta en papel objetos domésticos como cafeteras y tazas para formar elementales collages sobre servilletas con encajes. Berta Salinas borda poemas visuales de amor y desamor. Yolanda Andrés hace otro tanto perfilando objetos cotidianos a los que dota de una nueva dimensión. Cristina Busto incorpora sus enigmáticos y originales muñecos hechos a mano en sus vídeos e instalaciones que añaden misterio a lo doméstico.


Pertenecen a esa corriente de mujeres que toman habilidades y materiales tradicionalmente asociados a las labores del hogar, a los papeles del ama de casa, para insuflarles nuevo aliento y reivindicarlos como Arte con mayúsculas, sin complejos frente a los formatos masculinos, que son los que han pintado la línea roja que separaba arte de artesanía, de manualidades. Y de paso que declaran su orgullo de Artistas ahora, reclaman una cierta justicia para todo lo que se hizo en siglos pasados por las mujeres y fue despreciado, o al menos menospreciado, por el canon dominante. Lo explica Iván López Munuera, representante de una pujante nueva corriente de comisarios y estudiosos de arte: “Es una tendencia creciente que rompe las rígidas taxonomías del arte. Y que, además, por ser tan creciente resultará aplastante, y no será una moda. Aunque los estereotipos son muy potentes y cuesta mucho cambiar el orden de las cosas, estas nuevas clasificaciones se acabarán imponiendo”. Lo decía también Trockel en una entrevista en ‘Babelia’ el 19 de mayo: “Hay solo una fina línea que divide arte y artesanía. Un espectro que tiene una zona gris y yo misma me niego a trazar las diferencias”.


Para López Munuera hay nombres subrayados que en décadas pasadas ya abrieron esta ‘desmasculinización’: Sonia Delaunay – “imprescindible; empezó a romper tópicos con sus diseños textiles”-; muy cerca de ella, las impresiones textiles de la alemana Anni Albers; y, por supuesto, las inquietantes esculturas de la francesa Louise Bourgeois, que empleó enredos de lana y piezas de tela; y el minimalismo de la estadounidense Eva Hesse. Justo es reconocer que también ha habido nombres masculinos muy destacados en el arte del bordado; como el italiano conceptual Alighiero Boetti, que murió en 1994 con solo 54 años, y al que el Reina Sofía dedicó una impresionante retrospectiva el otoño pasado. Pero su punto de partida era distinto, porque llevaba lo íntimo del bordado a la pieza de enorme formato, y contrataba artesanos asiáticos para componer las obras.



Escribía López Munuera en un artículo en la extraordinaria, pero desaparecida, revista ‘Pasajes Diseño’: “Reivindican el arte producido con telas e hilos, contraponiendo el cliché de lo delicado, de lo manual y lo laborioso a los machistas atributos asignados a la figura del artista, como son la dominación, la intelectualidad y lo proteico”. En el siglo XXI, los discursos hegemónicos están en crisis. Y todo se replantea. Con toda su finura de analista de nuevas tendencias, escribía López Munuera: “Considerar arte todo aquello que ha sido clasificado como oficio desafía los discursos del poder. Lo mismo sucede al resaltar la preponderancia de ciertos sentidos respecto a otros, ya que la historia del Arte en Occidente ha sido, ante todo, una historia visual y, sin embargo, técnicas como el croché invitan a otras acepciones sensoriales como el tacto”. Y algunas intentan remover conciencias para que del choque surja, quizá, algo distinto; se reescriba el guion. Así debe de pensar Laura Splan, que desmonta esos prejuicios del hogar tranquilo y feliz, lo recogido y mono que asociamos con los laboriosos tapetes de encaje, al componer con puntadas las imágenes macroscópicas de virus como el del herpes y el VIH. Quizá entre las artistas contemporáneas la que ha logrado más proyección con esta actitud –porque eso es el arte a fin de cuentas, una actitud para trascender lo plano, lo estándar, lo masificado, lo industrializado, la inercia, la rutina- sea la portuguesa Joana Vasconcelos, de 40 años, famosa por sus esculturas de ganchillo.


Que hablen ellas. Heidi Hankaniemi: “Uso los bordados cuando necesito aportar un valor emocional extra o enfatizar el proceso de creación de la pieza, como en la serie sobre el metro, donde la parsimonia de las puntadas se contrapone a la velocidad de los trenes. Me siento muy orgullosa de saber coser y bordar. Creo que son técnicas que tienen un significado muy especial, al enmarcarse en una acción íntima; es como si el hecho de agujerear un material absorbiera las emociones del autor para después… escupirlas”. Y termina: “Yo no definiría mi arte como femenino, pero sí es verdad que pienso que estamos rodeados de mucho arte frío y carente de emoción, y recurrir al proceso íntimo del trabajo a mano me resulta mucho más interesante”.


Elena Hormiga, reciente ganadora del I Premio Internacional de Álbum Ilustrado de Edelvives: “El trabajo meticuloso de generaciones de mujeres -mi abuela, con 97 años, sigue tejiendo ganchillo como un legado transmisor de suerte y protección- se reinterpreta en forma de iconografía familiar ficticia. Los símbolos sufren alteraciones obsesivas; y las combinaciones crean nuevos vínculos, nuevos significados”.
¿Y Berta Salinas? “Desde pequeña me llamaron la atención esos trabajos de casa. Mi madre guardaba antiguos bordados de sus abuelas y tías; todos de alguna manera contaban pequeñas historias cotidianas; eran trabajos muy elaborados que poca gente apreciaba, pero en los que yo siempre he sentido que hay una vía de expresión: por el cuidado con el que se hacían, por las pequeñas historias que contaban o los fines a los que estaban dedicados, siempre relacionados con el ámbito privado y femenino. Todas esas pequeñas razones las he querido incorporar a mi trabajo. Ahora estoy preparando una nueva serie titulada ‘Caníbal’, bordada en tela, en la que analizo la idea de ser devorado por tu pareja, o la inversa. Todas las imágenes son como pequeños poemas visuales que, siendo violentos, están bordados con un estilo sencillo y muy cuidado. Me gusta esa dualidad entre algo muy delicado y duro a la vez”.


¿Y Karol Bergeret, conocida por su proyecto ‘Santas Amas de Casa, especie en extinción’? “A través de mi colección de esculturas realizadas sobre tablas de planchar recuperadas, pretendo homenajear a las mujeres y las labores domésticas que realizan a diario. El reciclaje de objetos en desuso y la participación de las mujeres son rasgos característicos de mi propuesta. Su tema es actual y potente: la madre trabajadora. Y es el hilo que conecta con otros: la feminidad, la familia, el reciclaje, el consumo… Todos ellos relevantes para estas mujeres, convertidas en diosas malabaristas”.


El obispo de Alcalá de Henares arremete contra “la ideología de género”

Reig Pla dice que el feminismo y la homosexualidad atentan contra la familia

Hoy le tocó el turno al feminismo y la homosexualidad como valor. Tras sus críticas a los gais en su polémica homilía televisiva de Viernes Santo, cuando asoció esa orientación sexual con la prostitución y arremetió contra el aborto, el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, aseguró en el VI Congreso Mundial de Familias que “la ideología de género y las teorías queer y ciborg atentan contra la naturaleza de la persona”. Las tres corrientes se oponen a los papeles y valores tradicionales asignados a hombres y mujeres. La queer reivindica la dignidad de la homosexualidad y la ciborg destaca que las diferencias por sexo son sobre todo culturales.

El prelado, que cosechó dos grandes ovaciones en este foro conservador organizado en Madrid por entidades antiaborto y partidarias de la familia tradicional abierta a la procreación, recapituló sobre las “acometidas” que ha sufrido la familia. Primero hubo una convergencia de “ideología marxista, freudiana y liberal” que emergió en torno al Mayo del 68 francés. La revolución sexual estaba servida y la píldora anticonceptiva la espoleó. El sexo se desligaba del amor y del matrimonio, y este, de la procreación. Aquellos barros han traído otros lodos en forma de relativismo que niega a Dios y las ideologías de género, queer y ciborg apuestan por “deconstruir” la familia, la educación, la persona. Entre los instrumentos empleados para ello citó “la reasigación de sexo, la manipulación de embriones humanos, la reproducción asistida, y una cultura dominante que pretende promover postulados del feminismo radical y el relativismo moral”. La “ideología de género” alienta otros modelos de familia y la reproducción asistida “incluso en solitario”, criticó.

A juicio de Pla, hay que hacer frente a ello. Recordó que “el cuerpo no es una simple prótesis del yo”. La sexualidad es “espiritual y corporal”, “una gracia de Jesucristo”, dijo el prelado antes de defender “la virtud de la castidad” y el sacramento del matrimonio, “una institución prevista por el Creador”.

Pla fue la gran estrella de un congreso que apuesta por la familia tradicional y critica con dureza los cambios. En él estuvieron representantes del PP como el eurodiputado Jaime Mayor Oreja o el presidente de la Asamblea de Madrid, Ignacio Echevarría. “De aquí va a salir una hoja de ruta [para las administraciones]”, aseguró el presidente de la Federación Madrileña Municipios y alcalde de Alcorcón, David Pérez (PP).
En el encuentro abundaron las críticas al matrimonio entre homosexuales, al aborto, la promiscuidad o la pornografía (favorece el divorcio, por ejemplo). En el panel “autenticidad de la mujer: redescubriendo la vida en el hogar”, todo fueron loas a las que eligen ser madres y amas de casa. Y si hay que optar entre eso y el trabajo, la familia es lo primero. Porque, entre otras cosas “detrás de cualquier gran hombre, siempre hay una madre”, según dijo una ponente americana.

Maestras republicanas: la doble depuración

De todos es sabido que la República lo fue muy principalmente de los maestros. Pero en el tiempo actual se hace imprescindible poner en la memoria histórica el foco de las diferencias de sexo. Y aquí las hubo, tanto en el papel que desempeñaron las mujeres como enseñantes como en la universal depuración que sufrió el colectivo finalizada la Guerra Civil. De aquella tarea y de su posterior castigo, de la pena en la cárcel y en el exilio tratan algunos de los ensayos recogidos en un libro titulado Las maestras de la República, editado por Catarata. El volumen es fruto de un trabajo encargado por la Fundación Pablo Iglesias y la Federación de Enseñanza de UGT que culminó con la entrega de un premio-homenaje a todas aquellas maestras  entregado el 8 de marzo, Día de la Mujer. 

El gran legado de la República al feminismo fue la igualdad legal proclamada, al menos, en el papel, dice en este libro María del Carmen Agulló Díaz. Muchos muros fueron cayendo, no sin ruido, primero y muy simbólico el que dividía a los niños de las niñas en las escuelas. También los docentes, ellos y ellas, pudieron compartir entonces el desempeño escolar como iguales. No era poca cosa para las mujeres, un sexo acostumbrado a ejercer su pequeño reinado de puertas adentro, en la casa, en el hogar, tenía ahora un completo reconocimiento en el trabajo profesional. Y eso ya constituyó una enseñanza en sí mismo. Que alumnos y alumnas tuvieran delante cada día a una mujer dueña de su vida, liberada, moderna e independiente, ejerciendo su labor remunerada y tratándose con sus colegas masculinos de tú a tú lanzaba y propagaba a la sociedad un nuevo modelo de relaciones: el de la igualdad.


Eran, además, muchas de ellas mujeres ideologizadas, sindicalizadas, territorios que siempre fueron varonías. De modo que, cuando las sublevadas botas militares aplastaron todo aquello, las maestras fueron un grupo “valorado cualitativamente con mayor escrúpulo”, dice Sara Ramos Zamora, y se ejerció sobre ellas una represión con un carácter “más preventivo y ejemplarizante”. Se puso una doble lupa a su trayectoria, la que las juzgaba como enseñantes y como mujeres. Si bien el castigo fue mayor para los hombres –paternalismo, quizá- las libertades que estas mujeres habían conquistado se miraron con indisimulado asco. Las Comisiones Depuradoras franquistas, por las que tuvo que pasar todo el colectivo docente, “veían más grave que las maestras tuvieran ideas de izquierdas que las tuvieran los maestros”. Porque feo y escandaloso, venían a decir, es que un maestro con sus ideas “convierta la escuela en un semillero de comunistas; pero en una maestra sube de punto lo pernicioso de tales escándalos”, señalaba un miembro de aquellas comisiones. Y las maestras acusadas de pertenecer a la federación de Enseñanza de UGT, la FETE, se calificaron directamente como “un caso perdido”. “Llega a ser repulsiva la conducta de esa maestra, de veintisiete años de edad, en plena juventud ya pervertida”, decían en la Comisión de Toledo sobre alguna pobre muchacha. El régimen veía en ellas la incalculable traición de haber abandonado “su condición femenina y haberse distanciado de su papel de esposas y madre”, recuerda Agulló Díaz.

Gran pecado que encima remataban al impartir una educación laica, igualitaria, alejada de los valores cristianos que habían de formar a la mujer para ser ama de casa, amantísima madre y esposa, buena cocinera y todas esas cosas de sobra cacareadas. Por eso, entre las acusaciones destinadas a las maestras figuraban en mayor medida que los cargos hacia los hombres, aquellas de “haber contraído matrimonio civil”, “profesar el amor libre” o “alentar a su esposo a bajas pasiones por acabar con viejos prejuicios”. Hombre, por Dios, hacer esas cosas.

El franquismo volverá a imponer a las maestras la tarea de prolongar en la escuela los valores de la familia –la familia del régimen, claro-. O sea, religión, maternidad, cocina (las tres K del nazismo), por simplificar. Mientras, en la cárcel, las republicanas seguían desempeñando su magisterio completo,  y en el exilio, capítulos ambos que pueden leer en el libro que motiva este texto.

Si el papel de la mujer se ha silenciado tanto tiempo, subsumido en genéricos masculinos, parecido le ocurre muchas veces al mundo rural, que no tiene su capítulo propio cuando sus diferencias son muchas. En este libro Carmen María Sánchez Morillas le abre su espacio a las maestras rurales, “anónimas unas veces, otras conocidas, que esperaban a sus niñas al borde del camino […] anhelando que no faltase, esta vez, ninguna, y que acudieran algunas nuevas. […] No temían a los hombres, más bien eran ellos los que les guardaban cierto recelo, recelo por ser mujeres, recelo por tener estudios y, en definitiva, por saber y por conocer”.

Aquellas maestras, que “transformaron el mundo con un arma poderosa: un sencillo lápiz”, también hicieron familia, quizá no del gusto del régimen, sino la que constituía su grupo escolar y el afán diario de desasnar las rústicas mentes infantiles. Antes de que llegaran las misiones pedagógicas, con más medios y mayor acompañamiento, las maestras combatían como podían la mucha miseria del mundo rural. Andrea, nonagenaria hoy, siempre recordó como una maestra en El Torno (Cáceres), su maestra, le regaló un par de zapatillas para que no acudiera descalza a la escuela. Fue, seguramente, el primer calzado que tuvo. Esta anéctota es de la abuela de quien escribe. Lean el libro. Hay muchas más.

“No hay que alimentar a los que practican el navajeo mediático”

La periodista Julia Otero vuelve a TVE-1 ocho años después de 'La cereza'


Ocho años después de Las cerezas, Julia Otero (Monforte de Lemos, 1959) vuelve a TVE-1. Y lo hace con un programa de entrevistas, género en el que se siente cómoda y que maneja con soltura. Cayetano Rivera Ordóñez abre esta noche (22.15) el fuego de un formato complejo que va encadenando preguntas de una docena de personajes hilvanadas por la periodista de Onda Cero. Inmune a la catarata de improperios que han salpicado su fichaje, Otero asegura que los ataques lanzados desde los sectores más ultras forman parte del “navajeo” mediático. El espacio que ahora estrena está coproducido por Movistar en colaboración con La Cometa TV, la misma productora que realizó para Telemadrid Con voz y voto, al mando de Melchor Miralles.


Pregunta. ¿Tiene alguna relación con La Cometa TV?

Respuesta. No. Conocí a sus ejecutivos en Barcelona cuando llegaron con el proyecto debajo del brazo y ya aprobado por TVE. El formato se ha estado diseñando durante el último año y medio y vinieron a intentar convencerme. Haciendo tres horas diarias de radio no sobran minutos y menos si hay que ir a Madrid. Mi respuesta fue no.

P. ¿Cómo la convencieron?

R. Eran solo ocho programas. Me lo planteé como una cuestión de supervivencia, para ver si podía con todo sin que crujiera nada. Es como un sprint de fin de temporada. A cualquier otro formato hubiera dicho que no.

P. ¿Han quedado las entrevistas en televisión sepultadas por las tertulias?

R. Han quedado sepultadas por casi todo. Es un género al que se le tiene miedo. Lo que prima es el ruido, el jaleo, lo llamativo, el show. Estamos en la civilización del espectáculo.

P. El estreno coincide con la final de Gran Hermano.

R. Aspiramos a que las personas que no ven la televisión los lunes por la noche nos sigan. Es de risa pensar que vamos a enfrentarnos con Gran Hermano. Ninguno de sus seguidores va a dejar de ver la final por otro programa.

P. ¿Por qué no ha hecho Entrevista a la carta con su propia productora?

R. Este no es un proyecto mío. Como productora ejecutiva presentamos en La 2 un programa de medio ambiente patrocinado por Iberdrola y hemos grabado un Imprescindibles sobre Ana María Matute. En este no tengo ninguna responsabilidad empresarial. Soy contratada.

P. Su último programa de envergadura en TVE fue hace ocho años, justo cuando gobernaba el PP.

R. A alguien le puede resultar paradójico, pero los datos son tozudos. El PSOE se encontró en 2004 con un acuerdo o precontrato firmado por José Antonio Sánchez, que dirigía RTVE. Ahora vuelvo cuando los gestores socialistas tienen un pie fuera y no deciden nada. La campaña contra Las cerezas fue durísima y ridícula; por eso quería que en esta ocasión no hubiera oposición. Nadie en el PP se ha quejado. Al contrario, dirigentes como Alicia Sánchez Camacho o Esteban González Pons me han defendido.

P. De usted han dicho que es una enemiga declarada del PP y una infiltrada del PSOE.

R. Los ultras son los auténticos enemigos del PP, como confiesan en privado sus dirigentes más moderados. Esos comentarios forman parte del navajeo mediático habitual en este país. Pero no hay que alimentar a los navajeros.

P. ¿Se siente diana de determinados sectores mediáticos?

R. Hay enemigos que honran. Es todo muy exagerado. Resultaría ridículo si no fuera preocupante para el oficio.

P. ¿Cómo ve los medios audiovisuales?

R. Hay que hacer urgentemente una Ley de mecenazgo y patrocinio para la cultura, que abarque a la televisión pública. En Francia, el cine documental se desgrava el 60%. Si el Estado no puede subvencionar una parte de la cultura tendremos que copiar modelos que nos rodean. En época de crisis económica la cultura siempre está a la cola.

P. ¿Qué personajes acudirán a Entrevista a la carta?

R. Buscamos personalidades del ámbito de la literatura, la música, el toreo, la política, el deporte, la economía. No es fácil. Este tipo de personas están muy escocidas del trato recibido por la televisión. Tal como se ha encanallado el mundo mediático los personajes VIP se han ido alejando de los medios de comunicación. Tienen miedo. No creen que vayan a ser preguntados sin crispación y sin insultos.

P. ¿Felipe González iba a ser su primer invitado?

R. Por supuesto que no. Eso fue una mentira. Alguien se lo inventó. El equipo está desde hace dos meses intentando conseguir al presidente del Gobierno y a la vicepresidenta.


La Inspección pide sancionar a un colegio sevillano por discriminación

El centro privado rechazó matricular al hijo de una pareja de homosexuales

La Inspección Educativa, que hace tres meses abrió una investigación al colegio privado Yago School, cree que este centro ubicado en Castilleja de la Cuesta (Sevilla) vulneró la ley al rechazar al hijo de una pareja homosexual. Los padres del menor intentaron matricular a su pequeño en este colegio laico y que defiende en su ideario inculcar a los alumnos el respeto a “otras culturas, religiones y modos de vida”. Según denunciaron los padres en febrero, el centro les dijo que no había plazas cuando la pareja se presentó como familia homoparental en un primer contacto. Sin embargo, había vacantes para su hijo cuando uno de los padres solicitó información sin identificarse como homosexual ante la dirección.

La Inspección, en un informe de 24 de mayo, concluye que el hijo de la pareja no ha recibido "igualdad de trato en el proceso de admisión en el centro", según detalla la Delegación de la Consejería de Educación en Sevilla.Tras estudiar el caso, el servicio de Inspección entiende que se ha incumplido el deber de “velar por el interés superior del menor” recogido en la Ley de Protección Jurídica del Menor.

“Hubo diferentes versiones a los padres en relación a las plazas libres por parte de la dirección del centro cuando estos se presentaron como familia homoparental o cuando uno de ellos se personó y pidió información sin mencionarlo”, señala la delegación provincial de Educación. La Inspección ha realizado entrevistas a los padres del menor y a los representantes del centro durante estos tres meses. También se han analizado los documentos aportados por la familia (principalmente, los correos electrónicos que se cruzaron con la dirección del colegio) y se ha realizado “un exhaustivo control del proceso de admisión de alumnos”.

Tras estudiar el caso y concluir que el menor podría no haber “recibido igualdad de trato”, se propone la apertura de “procedimiento sancionador al citado centro privado”. Serán los servicios centrales de la Consejería de Educación los que decidan finalmente si se abre ese expediente y en qué concluye.




Sin embargo, fuentes de la Delegación Provincial señalan que el centro solo se enfrenta a un apercibiento. El control por parte de la Administración es muy limitado al ser un colegio privado. La principal baza con la que cuenta la consejería es la autorización de apertura, que debe ser aprobada por la Administración. “El reglamento establece que tres sanciones en dos años supondrán la retirada de la autorización”, recuerda la delegación de Educación.

Este caso se conoció a mediados de febrero, cuando Ricardo Lucas e Iván Vallejo decidieron contarlo en la web Actuable, donde colgaron una queja en la que explicaban lo que había ocurrido con su hijo Rodrigo, que el próximo curso empezará el segundo ciclo de infantil, aunque en otro colegio. Tras llegar la queja a la Consejería de Educación, el delegado provincial, Jaime Mougán, anunció la apertura de una investigación. Y la Inspección Educativa ha dado la razón ahora a los progenitores.

Mougán señaló en febrero que los centros privados tienen reservado el derecho de admisión, pero indicó que nunca pueden caer “en la discriminación”. Según ha concluido ahora la Inspección Educativa, el centro Yago School no habría “cumplido sus propios criterios de escolarización” en el caso del hijo de esta pareja homosexual. El colegio, una vez asignadas las vacantes dando preferencia a los hermanos de los ya escolarizados y las recomendaciones de las familias con alumnos en el centro, otorga las plazas sobrantes siguiendo el “riguroso orden de llegada de las solicitudes y de las peticiones de información”, según la delegación en Sevilla de la consejería.

viernes, 25 de mayo de 2012

Un foro ultraconservador llama al regreso de la mujer al hogar

Debate en Madrid sobre la “familia natural”, la castidad y el “comportamiento” gay


Rearme ideológico, con ingredientes de moral, religión y ultraconservadurismo, frente a los tiempos que corren. “Autenticidad de la mujer: redescubriendo la vida en el hogar”, “soluciones al comportamiento homosexual”, “cómo mantener a la familia unida: soluciones prácticas”, “contra la ideología de género” o “ataques a la familia” —traducido al inglés como “el lobby homosexual”—. Son algunos de los temas, junto con “el doloroso drama del aborto” o “el coste social de la pornografía”, que abordará desde este viernes hasta el domingo en Madrid el Congreso Mundial de Familias (CMC) en su sexta edición. La organización ultraconservadora que lleva el mismo nombre, nacida en 1997 en EEUU, desembarca en España de la mano de Hazteoir, una asociación contraria al aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El obispo de Alcalá de Henares presidirá una sesión este viernes

El congreso madrileño, en defensa de la importancia de la “familia natural” —entendida como por un matrimonio heterosexual “abierto a la vida”, detallan fuentes de la organización española—, contará con la presencia del eurodiputado popular Jaime Mayor Oreja —que ha calificado de “aberración” la interrupción voluntaria del embarazo— y del obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Pla, quien en una homilía televisada la pasada Semana Santa asoció homosexualidad y prostitución y aseguró que muchas mujeres que abortan “no pueden dormir por el pecado”.

El prelado presidirá este viernes la sesión titulada “la familia natural y la revolución contra la familia”, en la que participará el cardenal Ennio Antonelli, presidente del Pontificio Consejo para la Familia del Vaticano. Pero también está prevista la intervención de representantes de otras religiones (judía, ortodoxa y protestante) y de expertos o militantes de distintos países, incluido EEUU.

Según Hazteoir, la Conferencia Episcopal “no se ha involucrado en la organización del congreso”. “No tenemos nada que ver con ello”, puntualiza un portavoz de los obispos, que no se pronuncia sobre la cita. El plantel de intervinientes lo ha coordinado en parte la Universidad Francisco de Vitoria —propiedad de los Legionarios de Cristo—.

La Conferencia Episcopal no se ha involucrado en la organización del congreso

Para los organizadores, ha llegado el momento de tomar la iniciativa ante los vientos que soplan. Y eso pasa por “comprender las políticas que han minado a la familia (el lobby homosexual, control de natalidad, políticas antivida incluyendo aborto y eutanasia, el enfoque de ideologías de género) para confrontar el problema social y político”, se lee en la presentación del “programa científico”. Este jueves, en la rueda de prensa previa a la cita, hicieron alarde de victimismo. El responsable de Hazteoir, Ignacio Arsuaga, lamentó “la exhibición de intransigencia” de los sectores que se oponen a sus planteamientos.

El principal convocante internacional de la cita es el Centro Howard para la Familia, la Religión y la Sociedad. Su director, Allan Carlson, que intervendrá en Madrid, ha criticado duramente lo que considera un acoso de los gobiernos socialdemócratas a la familia tradicional. Considera que “el mayor desafío en el siglo XXI es la implosión demográfica”, la despoblación. A su juicio, uno de los factores que más han agravado la crisis demográfica es el matrimonio homosexual. Para el Congreso Mundial de las Familias, España “es un país que aún se está recuperando de ocho años de un líder socialista, [José Luis Rodríguez] Zapatero, que impuso a la ciudadanía la legalización del matrimonio homosexual y el aborto, a pesar de que está mayoritariamente en contra de ellos”, según Larry Jacobs, director gerente de esa organización.

El Instituto de la Mujer pide la retirada de un anuncio "machista"

El 'spot', de Alfa Romeo, que incluye los términos "grítame" y contrólame", "incita a la violencia de género"


"Mírame, tócame, incítame, provócame, sedúceme, contrólame, protégeme, grítame, relájame". De estos imperativos con los que se anuncia el modelo Giulietta de la marca automovilística Alfa Romeo, dos se han topado con el Instituto de la Mujer. El organismo se ha dirigido a los responsables de la empresa para pedir la retirada o modificación del anuncio del coche por dos verbos: "grítame" y "contrólame". "Dan lugar a interpretar que van dirigidos a una mujer y que suponen un comportamiento permisivo y asumible. Consideramos que, tal como está planteado el anuncio, estos términos coadyuvan a la violencia de género, que es normal gritar y controlar a una mujer ", explican en el organismo encargado de velar por la igualdad entre mujeres y hombres.





El anuncio, que se emite en televisión, muestra imágenes de una mujer, de un hombre que corre, de dos niños y varios aspectos del coche que se promociona. En el Instituto de la Mujer, que tiene un observatorio dedicado a velar contra el sexismo en la publicidad, aseguran que aún no han tenido respuesta de Alfa Romeo. Un portavoz de la compañía, Alfonso Ortín, afirma que la campaña, que se ha emitido en todas las grandes cadenas españolas desde otoño, "se canceló el pasado día 14", tras recibir la carta del Instituto de la Mujer. Asegura que la queja institucional les sorprendió, ya que el anuncio contaba con el visto bueno de Autocontrol (el organismo que vela por la veracidad de la publicidad). "Se ha emitido por toda Europa y no se había recibido ninguna queja", según Ortín. A partir de ahora, la compañía automovilística estudiará los posibles cambios en el anuncio denunciado.

El organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, también se ha dirigido a Danone para que "reflexione" sobre un anuncio de su producto Actimel en el que varios niños elogian a sus madres por las tareas domésticas que desempeñan. El Instituto cree que también deberían referirse a sus padres. "La idea es que el papá también sera héroe es casa. Hay que alentar la corresponsabilidad", afirman en el organismo público.


FUENTE: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/05/24/actualidad/1337866221_498376.html

El I Rocking Lady Fest llega a Málaga



¿Qué es el Rocking Lady Festival?


Es el proyecto conjunto de Paula Gaviño y de Javier Farreras por promocionar la música que se hace en Málaga. Más concretamente con bandas locales de distintos estilos musicales liderados por cantantes femeninas o compuestos principalmente por mujeres.

 

¿Quiénes participan en el primer Rocking Lady Festival?


La acogida de la idea, por parte de las bandas locales, ha sido enorme, por lo que las bandas que participan han sido cuidadosamente seleccionadas de entre medio de un centenar, para cubrir todas las variedades de estilo posibles y ofrecer un espectáculo de la mejor calidad musical.

El próximo viernes 1 de junio tendrá lugar el I Rocking Lady Fest en la sala Eventual music. Un festival en el que participaran 6 bandas de diferentes estilos pero que comparten una misma cualidad: Todas están lideradas por mujeres rockeras.













 

BANDAS




-Model Monroe















-El Beso de Wendy






-Contrato Temporal



 


-Beginnend
















-Luciérnagas del Jardín




-Sarah conor





Y entre grupo y grupo amenizarán la espera los chicos de Translation Dj’s
(Awerpower & Violeta Niebla).




INFO



·       Sala Eventual Music (Calle Cuernavaca 21, Málaga, Spain) 
         La apertura de puertas será a las 22:30.

·        Precio entrada anticipada: 5€

·        Precio en taquilla: 8€

·        Puntos de venta:

·        DISASTER

·        AUSTIN TONIC

·        TRIFASICO

·        EVENTUALMUSIC





ÁREA DE IGUALDAD DE OPORTUNIDADES